Negocios Cdmx 1 900×500

El declive económico de la CDMX y el auge del Bajío

Miles de personas abandonan cada año la Ciudad de México y el Área Metropolitana  para mudarse a Querétaro y otras partes del Bajío, donde se vive un boom inmobiliario que durará al menos cinco años.

Todas las grandes ciudades tienen su auge y su declive. La Ciudad de México y su zona conurbada tienen 22 millones de personas, pero poco a poco se están moviendo fuera de la capital del país hacia una región donde hay más oportunidades de trabajo y vida.

“A las personas que me preguntan, que tienen 20 y 25 años, les digo: ‘vete a vivir al Bajío, ahí vas a encontrar trabajo y te va a ir bien. Salte de la ciudad’”, dice Gerardo Ramírez, Director Regional de Soluciones Corporativas Industriales de JLL México.

Cada año, entre 100,000 y 200,000 personas emigran de la Ciudad de México hacia la Zona Metropolitana,  Morelos o Querétaro, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La sobrepoblación, altos precios de vivienda, problemas de movilidad y escasez de trabajos bien pagados hacen que más personas salgan cada año de la Ciudad de México a buscar oportunidades para una vida mejor, y las están encontrando en la zona del Bajío del país, que está viviendo un boom inmobiliario industrial, residencial y comercial.

La región menos transparente

La Ciudad de México es, otra vez, la urbe con el peor tráfico vial del mundo, de acuerdo al índice global de la firma Tom Tom. El nivel de congestionamiento promedio es de 66 por ciento y los automovilistas pierden una hora extra al día en el tráfico y 227 horas al año. En las horas pico, el nivel del congestionamiento en las vialidades de la ciudad sube hasta 96 por ciento y en la tarde-noche 101 por ciento.

Y estos son sólo los conductores que se quedan varados en el tráfico. Las personas que usan el transporte público pueden quedarse mucho más tiempo atrapadas debido a la insuficiencia e ineficacia del mismo.

“La falta de claridad en la división de responsabilidades entre las autoridades de movilidad y desarrollo urbano es un obstáculo para las actuales iniciativas para alinear las metas de desarrollo y transporte orientado”, indicó la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) en un estudio sobre el Valle de México, publicado en 2015.

El problema de movilidad se agravó el año pasado con las contingencias ambientales y la nueva norma de verificación vehicular. El transporte público sigue rezagado y si alguien ya no puede circular con su auto todos los días, tendrá que comprar uno nuevo.

Cada vez es más difícil llegar al lugar del trabajo, pero lo peor para la ciudad es que no se están creando más empleos. La capital seguirá siendo la entidad que más personas dé trabajo en el país, pero el incremento de plazas formales ha sido bajo. La siguiente gráfica del observatorio económico México Cómo Vamos muestra la creación de empleos formales de 2013 a 2016. Las caídas corresponden al vencimiento de contratos temporales, que suelen ser a finales de año.

Empleo CDMX

Una vida mejor

Querétaro es un ejemplo de lo que está ocurriendo en la zona del Bajío, que desde hace unos años ha atraído inversiones en sector manufacturero y servicios, lo que hace que se incrementen los desarrollos industriales, residenciales y de comercio.

“En el corredor que está en ‘boom’ del Bajío, empresas de automotrices y alimentaciones, entre otras, han llegado por varias razones. Primero, no tienen que enfrentar ningún elemento de desastre natural, cuenta con excelente conectividad ferroviaria, tiene una población joven, educada y tienen una gran sinergia entre las ciudades de la región”, dice Gerardo Ramírez, director regional de Soluciones Corporativas Industriales de JLL México.

La Ciudad de México es la entidad que más población expulsó en 2014, mientras que Querétaro es la segunda que más recibió por migración interna, de acuerdo con la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica del Inegi.

Parece contradictorio, pero Querétaro es de los estados con tasas de desempleo más altas del país. Pero esto se debe a que llega cada vez más gente a buscar trabajo y, al parecer, lo encuentran. Así lo muestran las cifras ascendentes de creación de empleos formales.

Por otra parte, Guanajuato es la séptima entidad con más ocupados profesionistas, con un total de 275,000 personas, de acuerdo a cifras del Observatorio Laboral de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS). La Ciudad de México y el Estado de México están en los primeros lugares con 1.1 millones y 980,000, respectivamente.

Empleo Querétaro

Desarrollo para rato

Los desarrollos inmobiliarios industriales se han mantenido estables en el Norte y Centro del país. Pero en el Bajío (Aguascalientes, Querétaro, Guanajuato y San Luis Potosí), han crecido a tasas mucho más altas gracias a las inversiones en sectores automotriz, aeroespacial y alimentos. Aunque también otros sectores, como servicios, hay oferta de trabajo.

De acuerdo con un estudio de la firma de reclutamiento especializado Michael Page, el Bajío ofrece sueldos más altos que el promedio  del país para distintos trabajos, como en puestos de Cadena de suministro y compras, Director administración y finanzas,  Director gerente de contabilidad, Director gerente de planta y Factory manager.

“En el Bajío va a haber crecimiento inmobiliario para rato, es decir, los próximos cinco años. Si vas a Querétaro, es vivienda y centros comerciales y de diversión. Si vas a León, va un poco más atrasado pero es lo mismo. Aguascalientes va todavía más atrasado, pero hay mucho dinero donde invertir en vivienda y centros comerciales porque la gente lo necesita”, dice Gerardo Ramírez, de JLL, firma especializada en bienes raíces.

Ante el agotamiento de oportunidades en la Ciudad de México, más personas ven una esperanza de una vida mejor en una zona más dinámica del país, por muchos años ignorada, pero que puede ser, pese a los obstáculos internos y problemas del exterior, el próximo auge económico del país.

Fuente: AltoNivel