Warning: ini_get_all() has been disabled for security reasons in /home/xpandyac/public_html/wp-includes/load.php on line 1027

Warning: ini_get_all() has been disabled for security reasons in /home/xpandyac/public_html/wp-includes/load.php on line 1027
Procrastinación • Xpandya Consultores

Procrastinación

Ponte a hacer lo que tienes que hacer y no lo dejes a último momento.

¿Prefieres hacer muchas cosas pero nunca terminas tus pendientes?

Por qué la gente se empeña en dejar todo para el último momento, o simplemente no quieren hacer lo que les corresponde. Si ya sabes lo que tienes que hacer ¡házlo! entre más rápido lo empiezas, más rápido acabas.

Existen (según mi experiencia) tres perfiles de procrastinadores.

Trastorno por déficit de atención residual. Cuando ya cargas en tu sistema operativo con un problema para mantener la atención por un tiempo prolongado, y para poder descartar las distracciones y concentrarse en un solo tema.

Personalidad obsesiva y trastorno obsesivo compulsivo. Cuando quieres ser demasiado perfeccionista. Retrasas la entrega lo más posible para que salga ideal, o sea, tan perfecto como te lo imaginas en tu neurosis.

Mañosos. A estos no les vamos a dar ni cinco renglones, son todos aquellos que les gusta ser así, porque sí.
Para caer en esta forma de vida, hay tres componentes principales:

Gratificación inmediata. A pesar de que la lógica y la razón indican que lo mejor es hacer con tiempo nuestros deberes, nos gana la tentación de hacer algo más placentero.

Culpa. Decides ponerte a navegar en todas las redes sociales, pero ni siquiera lo haces a gusto porque una parte malvada de tu cerebro te recuerda “Tienes algo pendiente, no deberías de estar perdiendo el tiempo, hay cosas más urgentes que hacer”

El estado de emergencia. Los que piensan que trabajan mejor bajo presión.

No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy. Aquí te dejamos unas recomendaciones para dejar atrás al procrastinador.

  1. Obsérvate bien. Identifica tus hábitos ¿qué es lo que te hace posponer tus tareas?
  2. Haz una línea de tiempo. Asigna horarios específicos y fechas límites para cada una de tus tareas.
  3. Estar listo no es lo mismo que estar preparado. ¿tienes todo para empezar?
  4. Mientras más rápido empieces, más rápido terminas.